Maloclusión, qué es y cómo corregirla

maloclusión

Maloclusión, qué es y cómo corregirla

Desde el blog de Clínica Dental Zaragoza – Clínica Dental AG os contamos en qué consiste la maloclusión y cómo podemos corregirla

Existen estudios que demuestran que una parte importante de la población sufre algún tipo de problema de maloclusión. Estamos hablando de un porcentaje que ronda el 90%.
Muchas veces estos problemas no son apreciados por los pacientes, ya que acuden a la consulta con algún tipo de consecuencia debido a este problema principal.

Podríamos definir la maloclusión como una mordida en la cual no termina de encajar el maxilar superior con la mandíbula inferior de una manera correcta, creando alteraciones que se pueden corregir fácilmente durante la niñez.

Debemos pensar que la boca es un órgano bastante importante durante toda nuestra vida ya que, gracias a él, podemos realizar una de las funciones básicas, la alimentación a través de la masticación. Cada uno de nuestros dientes y todos ellos en conjunto, realizan funciones para desgarrar y triturar los alimentos.

En nuestras Clínicas Dental AG en las primeras visitas, dedicamos siempre un momento para poder ver los posibles problemas dentales que estas maloclusiones provocan. Sobre todo en los niños es muy importante observar y realizar un tratamiento ortopédico si es necesario para evitar futuros problemas.

Algunas de las consecuencias que puede acarrear la maloclusión son evidentes a simple vista, como el desgaste prematuro y excesivo de los dientes por sobrecarga o fuerzas anómalas en relación con el resto dientes, hipersensibilidad dental por un problema de bruxismo que puede ocasionar una sensibilidad extrema a las frutas cítricas, comidas o bebidas frías así como en pleno invierno el hecho de respirar por la boca el aire frío.

Cuando las maloclusiones están muy acentuadas incluso se pueden ver fisuras o fracturas de piezas o dientes que son más propensos a romperse, es frecuente en gente que tiene por ejemplo los incisivos centrales muy salidos hacia afuera, lo que conocemos como “dientes de conejo”.

Conviene saber también que una maloclusión conlleva a la aparición de más caries y problemas periodontales (pérdida de hueso y tejido de soporte de los dientes). En nuestro día a día vemos dientes con movilidad y retracción de encía en los cuellos de los dientes. En muchas de estas ocasiones no hay otra solución que extraer el diente o dientes afectados.

Dentro de esta patología podemos hablar de apiñamiento, mordida cruzada posterior o anterior, mordida abierta… Quizás esto pasa desapercibido para una persona no formada en este tipo de problemas, ya que no tienen por qué causar dolor a no ser que sean casos muy graves.

En Dental AG podemos ofrecerte un diagnóstico a través de estudios digitales de tus dientes y huesos. Gracias a las nuevas tecnologías podemos dar soluciones más sencillas con tratamientos con brackets o invisalign o con una rehabilitación completa de los maxilares.

 

adminUup

Este artículo tiene 0 comentarios

Comentarios activos

ESCRIBE TU COMENTARIO